El grupo municipal Guanyar Alacant rechaza la Feria Taurina de Sant Joan en la Plaza de Toros de Alicante y se suma a la manifestación- performance que se celebrará esta tarde en Alicante, bajo el eslogan “Fogueres sense sang”.

La formación pide, de nuevo, a sus socios de gobierno -PSOE y Compromís- que el Ayuntamiento no dé soporte municipal a la tortura y al maltrato animal

 Los concejales del grupo municipal, Guanyar Alacant, miembros del equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Alicante, acudirán esta tarde a la manifestación antitaurina y posterior performance en la plaza del Ayuntamiento, para mostrar su más absoluto rechazo a la organización de la Feria Taurina de las Hogueras de San Juan en la Plaza de Toros de Alicante, por considerar que las corridas de toros son “tortura animal” y, por tanto, tendrían que estar prohibidas por ley.

La Concejala de Protección Animal, Marisol Moreno, incide en que la tauromaquia “no tendría que ser una excepción a la Ley de Protección de Animal y evitarlo es responsabilidad de las administraciones y, sobre todo, del gobierno central”. La formación, además,  rechaza públicamente la agresión que se produjo durante el pregón taurino en un espacio municipal como la Plaza de Toros, contra un grupo de ciudadanos y ciudadanas que pacíficamente mostraba su oposición al maltrato animal. “Condenamos la violencia en un acto pacífico animalista. En una plaza que es una infraestructura municipal y, por tanto, es de todos y todas”, concluye, Marisol Moreno.

La manifestación organizada por la Asociación Animalista Contra el Maltrato Animal, AACMA, Dignidad Animal y Anima Naturalis, entre otras y apoyada por una veintena de asociaciones colectivos y partidos políticos, cuenta con el respaldo activo de la Concejalía de Protección Animal, comenzará en la Plaza de las Estrella como cada año y acabará en la Plaza del Ayuntamiento, en donde se realizará una performance para pedir unas “Hogueras sin sangre”.

Guanyar Alacant apuesta por la abolición de la tauromaquia y solicita a sus socios de gobierno -PSOE y Compromís-, que desde el Consistorio no se dé soporte al maltrato animal e impida la cesión de espacios públicos para estas actividades.

La concejalía de Protección Animal mantiene la intención de realizar, una vez finalizada la actual concesión del espacio municipal de la Plaza de Toros, una consulta pública para decidir la continuidad o no de la barbarie que representa la tortura pública de animales en la Plaza de Toros de titularidad municipal. El grupo municipal apuesta por recuperar la gestión de la infraestructura y su reconversión en un centro cultural que cierre el triángulo con Las Cigarreras y el ADDA.